Buscar
  • Enseñá por Argentina

#SerAlumni: Conversamos con Nahuel Messina, Licenciado en Ciencias de la Comunicación

Nahuel Messina, Licenciado en Ciencias de la Comunicación, realizó el tramo docente, y Alumni 2020 de nuestra Fundación, en una charla online con Shirley Bonilla, Coordinadora de Alumni.


Luego de realizar una Maestría en Cultura y Comunicación, Nahuel se dedicó a la Comunicación y prensa en una asociación de reducción de daños que también trabaja con adolescentes. Además, actualmente realiza tareas en un Centro Bachiller para adultos, que se llama TEMAG, y es parte de Fe y Alegría, una ONG que trabaja por la educación para la transformación social y está presente en varios países del mundo.

Cómo impacta su trabajo en la comunidad educativa en la que habita, cuáles son los mayores aprendizajes y desafíos de su labor, y cómo es la actualidad de la empleabilidad y el ingreso al mundo del trabajo formal son algunos de los interrogantes que responde Nahuel en esta charla.


El trabajo que realizamos en el aula impacta en varias áreas: por un lado, en los contenidos para los que armamos diferentes proyectos, como por ejemplo un taller de radio para enseñar a los alumnos a armar un producto final. Y por el otro, desde lo vincular, ya el contacto que ocurre en el aula también continúa luego que los estudiantes terminan la secundaria”, cuenta Nahuel y expresa su dificultad para “encasillar” cómo es el impacto ya que mantiene una relación con una red muy grande de personas, más allá del estudio.


Ante la pregunta de Shirley sobre los mayores aprendizajes conseguidos, el Lic en Comunicación indica que lo más importante es “no suponer nada” ya que hay una realidad que uno no imagina en primera instancia y afirma que aprendió a preguntar sin que la otra persona se sienta ofendida.


Aprendí mucho a habilitar la palabra, para generar espacios más circulares, más horizontales. Ese tipo de aprendizaje, que puede parecer que no tiene mucho que ver con el conocimiento entendido como brindar saberes, tiene impacto en lo que después se gesta en el grupo”, explica.


Consultado sobre su mayor desafío en sus espacios de trabajo, admitió que la diversidad lo desafía muchísimo: “Tratar de buscar siempre recursos, temas, modos de interpelar; a veces por fuera del grupo para que se unan al grupo. También me desafía mucho la situación de vulnerabilidad en la que están la mayoría de los estudiantes con los que trabajamos. Eso hace que sea todo muy irregular y estemos constantemente buscando modos de reincorporar estudiantes y readaptando la propuesta”.


Para continuar con la charla, Shirley presentó algunos datos estadísticos que mostraban que sólo 1 de cada 3 adultos con el secundario incompleto cuenta con un trabajo formal, y las personas con secundario completo tienen un 30% más de ingresos que aquellas que no lo terminaron. Sobre este tema de empleabilidad y de ingreso al mundo del trabajo formal, Nahuel reflexionó: “Como docentes, es fundamental brindar todas las herramientas que podamos, y cuando hablo de herramientas me refiero -no sólo a la a la formación que podamos brindarles por ej. habilidades socio-emocionales, que es algo que trabajamos un montón- sino también competencias que es algo que acordamos/planificamos con todo el equipo de Fe y Alegría orientadas al trabajo y, específicamente, a las habilidades digitales”.


Nahuel explica que para sus estudiantes no tiene mucho sentido tener un currículum digital porque donde se integran en general al mundo del trabajo es por recomendación de un vecino, o porque llevan el papel/CV, pero aclara que eso también hace que ingresen en un mundo que tiene mayores condiciones de informalidad.


Tratamos que puedan conocer cómo se trabaja dentro de la empresa o que puedan venir de alguna empresa, hacer un taller y que puedan dialogar con los empleados. Ese tipo de herramientas creo que son importantes. Y que puedan ir sumando experiencias, para ir ganando confianza, experiencia e integrándose”, expresa.


Tienen los mismos derechos que otras personas de otros sectores, a poder aspirar a tener proyectos más a largo plazo, y tener autonomía. Y lo que uno va observando a medida que van ingresando -por ejemplo a una pasantía o se van presentado a entrevistas y después van quedando- es que lo primero que hacen es empezar a estudiar”, agrega y destaca que “Es importante que puedan acceder a buenos trabajos. Y con esto me refiero al trabajo donde puedan continuar creciendo, donde puedan tener un acompañamiento. Uno puede conseguir las posibilidades pero a veces en los primeros pasos hace falta un acompañamiento del equipo de la escuela interno y de los compañeros de trabajo para que puedan aceitar ese desempeño ahí adentro, incluso para que puedan conocer las lógicas del trabajo”.


Nahuel agradece su paso como PexA por Enseñá Por Argentina porque le brindó la posibilidad de tener instancias de reflexión de la práctica y poder también enseñar habilidades sobre las cuales focalizar al momento de armar una planificación, es muy importante. Creo que hay un hilo conductor y me sirvió para poder estructurar mejor esas ideas para poder llevarlas y planificar un año de cursada, por ejemplo.


Ya en el cierre de la charla, y reflexionando sobre si es posible aumentar la empleabilidad tanto en los jóvenes como en los adultos, Nahuel opina que es necesario generar porosidad en la escuela para que pueda abrirse y dialogar también con la comunidad cercana.


Creo que también va de la mano de conocer ese mundo -que por ahí les parece lejano, ultra difícil y que a veces los expulsa. No sólo iluminar eso sino también que puedan romperse un poco las estructuras de la escuela. Tratar de dialogar más cercanamente con la comunidad, y ver su realidad”, concluye el entrevistado.



62 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo